5 electrodomésticos para una vida más healthy - Mil y una casas
0

Electrodomésticos para conseguir una alimentación más helthy

Paula es foodie, apasionada del mundo healthy. O, como mínimo, lo intenta. Desde hace un par de meses, acude al mercado de su barrio en bicicleta. Hace la compra concienzudamente, vigilando que ningún alimento ultraprocesado entre en su despensa y regresa a casa con la sensación de haber hecho lo correcto: deporte y compra sana. El tándem perfecto. Sin embargo, cuando llega la hora de la comida y se pone manos a la obra, termina cocinando de cualquier manera. Coge la sartén que esté más a mano y utiliza altas dosis de aceite que echan a perder buena parte del trabajo previo.

Pero Paula no es la única. La mayoría de nosotros nos hacemos trampas al solitario realizando, solamente, la mitad del trabajo. Nos olvidamos siempre de la otra parte: la cocina pura y dura. La de la abuela.

Y es que, aunque a veces no lo tengamos en cuenta, intentar llevar una vida saludable implica también dedicar tiempo a la elaboración de los alimentos y, por consiguiente, a la elección de los electrodomésticos. Así que, si queremos llevar un estilo de vida realmente saludable, merece la pena que empecemos a prestarles un poquito más de atención a esos objetos que van acumulando capas de polvo en la cocina.

¿De qué serviría, si no, poner toda nuestra energía en comprar productos naturales y ecológicos si luego los cocinamos de forma insana?

Para llevar una dieta saludable y equilibrada necesitamos tener en cuenta dos elementos:
la comida que compremos y los electrodomésticos que utilizamos para cocinarlos

Además, hoy en día, las innovaciones tecnológicas nos lo ponen muy fácil para cocinar en poco tiempo manteniendo todas las cualidades del producto. ¡Dejemos a un lado las excusas y empecemos a apostar por una vida sana en todos los niveles!

El poder de una buena cocción

No es ningún secreto que existe una relación entre lo que comemos y nuestras emociones. La alimentación influye en cómo nos sentimos, en qué pensamos y, en definitiva, en cómo actuamos. Por este motivo, no solo debemos cuidar lo que comemos, sino también cómo lo cocinamos para que nos aporte los beneficios físicos y emocionales que necesitamos en nuestro día a día.

La filosofía healthy promueve una cocina casera, con alimentos de temporada que sean frescos y de proximidad.  Pero no hace falta volverse loco y empezar a pasar horas y horas en la cocina.

Lo primero que debemos hacer es echar un vistazo al contenido de nuestros armarios y encimeras e identificar de qué herramientas disponemos. Una vez hecho esto, quizás te preguntes: ¿y cuáles serían esos electrodomésticos esenciales para empezar a tener una vida más sana?

24,99 19,95OFERTA

59,95OFERTA

En la cultura healthy no hay precocinados. Tampoco fritos o ultraprocesados. Solo hay productos frescos que deben ser cocinados sin apenas grasas. Para ello, es importante tener a mano unas buenas sartenes antiadherentes como éstas o un wok. La ventaja de este tipo de utensilios es que permiten cocinar nuestras recetas favoritas simplemente utilizando unas gotitas de aceite: quizás ese huevo a la sartén con la yema a punto de derretirse, unas verduritas o unos fideos salteados. Además, no requieren un cuidado muy específico y son perfectas para cocinar cualquier tipo de alimento.

Otros aparatos que son extremadamente útiles son las freidoras sin aceite. Sí, has leído bien. Aunque parezca imposible, podemos cocinar reduciendo hasta un 80% la materia grasa. ¿Magia? Para nada. El secreto de este tipo de electrodomésticos es que utilizan la circulación de aire caliente a alta velocidad para cocinar los alimentos. Ésta, por ejemplo, tiene una capacidad para 3,2L y cuenta con un recipiente antiadherente extraíble. Es ideal para cocinar, hornear, asar o freír de una forma sana y sabrosa. ¿Te imaginas esas patatitas doradas y crujientes con un 80% menos de grasa? ¿o saborear esas croquetas esponjosas sin acarrear luego ningún sentimiento de culpa?

Por otro lado, cocinar a la plancha también es una excelente idea para reducir la ingesta de aceite. Podemos cocinar huevos, filetes, pescados, carnes, frutas y verduras controlando siempre la temperatura y el tiempo de cocción de una forma fácil y sencilla. Una opción, por ejemplo, es utilizando una plancha de asar de cerámica como ésta. Además de poder llevar la comida caliente a la mesa, nos permite cocinar varios alimentos a la vez gracias a su amplia superficie. Y, por si esto no fuera poco, manteniendo un control exhaustivo en todo el proceso de cocción.

Evidentemente, no podemos olvidar a nuestras queridas batidoras. Las batidoras son utensilios versátiles que nos dan la posibilidad de elaborar desde sencillos batidos, hasta triturar cremas o papillas infantiles para que lo más pequeños coman de forma equilibrada. Los batidos y zumos que encontramos en el supermercado tienen poco (o nada) valor nutricional y, por lo tanto, no son opciones recomendables si queremos mantenernos sanos. Por ello es tan importante tener cerca una buena batidora como ésta que nos permita hacer batidos naturales con frutas de temporada en cuestión de segundos. Podemos añadir yogurt o leche y disfrutar de todos los nutrientes con un sabor excepcional.

¡Ah! Y si no queremos complicarnos demasiado, siempre podemos optar por un clásico y efectivo exprimidor como éste, que nos salvará de cualquier desayuno improvisado dándonos todas las vitaminas necesarias para empezar el día por las nubes.

¿Y tú? ¿Qué electrodomésticos utilizas para crear tus recetas más sanas y sabrosas?