Consejos para limpiar tu hogar
0

Consejos para limpiar y desinfectar tu hogar correctamente

Esta semana, millones de trabajadores han regresado paulatinamente a sus puestos de trabajo. Desde el lunes, la actividad laboral se ha puesto en marcha para aquellos a quiénes el teletrabajo no supone, todavía, una alternativa viable. Eso sí, en muchos casos, y como se ha acusado públicamente, sin las medidas de protección necesarias para su correcta ejecución.

En este escenario, en que millones de personas salen de su domicilio para trabajar y vuelven a entrar en contacto con mil y una posibilidades de contagio, cobra más sentido que nunca la desinfección de nuestro hogar. Más que nada, porque al margen de las medidas que cada empresa pueda adoptar, no deberíamos confiarnos, ni relajarnos.

Y aquí es donde surge la gran pregunta: ¿cómo podemos proteger nuestro hogar?

Ante todo, es importante no volvernos paranoicos. Del mismo modo que no es aconsejable pasar horas y horas delante del televisor, consumiendo noticias sin cesar, tampoco es recomendable pasarnos el día limpiando. Sencillamente, debemos habituarnos a realizar ciertas acciones cuando regresemos del exterior y a desinfectar determinadas superficies con más asiduidad.

En general, no debemos obsesionarnos con la limpieza. Simplemente adoptar ciertas medidas cuando lleguemos a casa y desinfectar con conciencia las superficies que más usemos

Aunque aún se está investigando el tiempo exacto que puede sobrevivir en tejidos y superficies, sí se conoce que en materiales como el acero inoxidable o el plástico tiene una capacidad infecciosa de cuatro días. Sin embargo, de ello también depende aspectos como la temperatura o la humedad, que afectan al tiempo que puede sobrevivir fuera del cuerpo humano.

¿qué podemos hacer para prevenir ese contagio?

Como medidas generales, nada más llegar a casa se debería:

  1. Lavar la ropa que hayamos usado (preferiblemente, entre 60-90º).
  2. Lavar nuestras manos con agua y jabón durante 20 segundos como mínimo
  3. En caso de que vengamos del supermercado, desinfectar las cajas de comida y los alimentos envasados.

Una vez hecho esto, podemos pasar a la siguiente fase, la desinfección, con un producto que contenga alcohol o lejía.

Un desinfectante no será efectivo si antes no hemos hecho una limpieza en profundidad de nuestro hogar.

Tal y como recomienda el Ministerio de Sanidad, se deben limpiar a diario las superficies que más utilicemos, como el baño o el inodoro, con la ayuda de bayetas o paños desechables y lejía. Los focos más problemáticos suelen ser el baño y la cocina y, por ello, merece la pena dedicarles algunos minutos extra. En el caso de la cocina, se deben limpiar a fondo los armarios y cajones, que suelen almacenar polvo, migas o especies. En cuánto al baño, debemos hacer hincapié en los sanitarios, los grifos, las tapas del WC, el bidet y los radiadores.

En este sentido, lo idóneo sería utilizar bayetas nuevas para cada rincón de nuestro hogar.  Antes y después de este proceso, una buena solución es utilizar geles desinfectantes que nos protegerán aún más.

De forma similar, deberíamos limpiar todos nuestros textiles de forma regular: cortinas, sábanas, fundas de cojines, fundas de sofá, etc. Todo lo que pueda meterse en la lavadora, debe lavarse a alta temperatura para eliminar posibles gérmenes.

Por otro lado, no podemos olvidarnos de limpiar nuestro teléfono móvil y nuestro portátil a fondo con alcohol para desinfectar, así como cualquier otro objeto que haya estado en contacto con el exterior.

Algunas recomendaciones más que podemos llevar a cabo son:

1- Ventilar un mínimo de 10 minutos la casa, pues afecta significativamente a la calidad del aire que respiramos

2- Aspirar y fregar. Para desinfectar correctamente, antes debemos aspirar el polvo y la suciedad. De este modo, exponemos a los gérmenes y son más vulnerables a la hora de eliminarlos.

3- Cambiar frecuentemente la ropa de cama y la del baño.

4- Limpiar superficies que se toquen con frecuencia como mesas, sillas, escritorios, mando a distancia, pomos de las puertas, etc.

Evidentemente, cada caso es único. Pero estas son algunas de las recomendaciones que más nos pueden ayudar durante las próximas semanas.

×