5 planes para hacer en casa y no subirse por las paredes - Mil y una casas
0

5 planes para hacer en casa y no subirse por las paredes

Una de las preguntas que más nos hemos hecho estos días desde que conocimos la noticia del confinamiento es cómo vamos a aprovechar el tiempo en casa. Algo completamente normal, ya que necesitamos tener una cierta sensación de control y seguridad sobre nuestras vidas, sentirnos protagonistas de lo que nos va ocurriendo en nuestro día a día.

Seguramente, habrá quien aproveche estos días para reconciliarse con esas cuatro paredes a las que un día llamó “hogar” y dónde últimamente pasaba muy poco tiempo. Otros, en cambio, caerán en el aburrimiento y se harán amigos del sofá. Y, quizás, unos pocos disfrutarán haciendo todas aquellas cosas que llevaban siglos en la lista de tareas pendientes.

En este sentido, aunque a priori pueda suponernos un esfuerzo, la opción más recomendable es intentar aprovechar estos días para hacer algo productivo en nuestro hogar. Algo que nos haga sentir mejor y más conectados con ese espacio que habitaremos de forma ininterrumpida los próximos días.

Si cuidamos la relación con nuestro hogar, la situación no solo será más llevadera, sino que nos sentiremos mucho mejor y con más energía para afrontar el día a día

¿Y cuáles son esos planes que podemos hacer para estar a gusto en casa?

Saca mayor partido a tu cocina

La cocina es uno de los puntos neurálgicos de cualquier hogar. Y, curiosamente, la mayor parte del tiempo no disfrutamos plenamente de ella. Entramos a toda prisa buscando algo que llevarnos a la boca o que recalentar, obviando así todas las posibilidades que nos ofrece si sabemos invertir bien el tiempo en ella.

Estos días, ¿por qué no sacas todo tu arsenal de electrodomésticos (algunos aún por estrenar) para preparar esa receta que leíste por Internet?O mejor aún, ¿por qué no te animas a preparar un plato delicioso con alguna de las personas con la que convives?Cocinar con alguien no solo fortalece nuestros vínculos afectivos, sino que nutre el alma, el corazón, ¡y por supuesto también el estómago!

Así que, si te apetece, date una vuelta por tu cocina y anota qué herramientas tienes para empezar a crear recetas.  Quizás también sea un buen momento para hacer inventario de todo aquello que normalmente echas en falta y que nunca tienes tiempo de comprar:

Mil y un electrodomésticos

Desata tus sentidos en el baño 

Según cuenta la historia, la reina Cleopatra solía darse largos baños con leche de burra para cuidar su piel. Mito o realidad, la verdad es que el ajetreo diario nos impide hacer cosas como esta, es decir, dedicarnos tiempo a nosotros mismos/as, a mimarnos en todos los sentidos. Durante la semana, solemos utilizar el baño para darnos una ducha rápida mientras pensamos en la larga lista de tareas que tenemos que hacer. Ahora, en cambio, disponemos de un tiempo valiosísimo para cuidarnosy, por qué no, para probar cosas nuevas en nuestra rutina de belleza que se salgan de lo habitual. ¿Te animas a intentarlo?

Por otro lado, ¿por qué no te regalas una sesión de spa en tu propio baño? Algo tan sencillo como encender una vela, poner música relajante y sumergirte en el agua te aportará una gran paz y tranquilidad. O, sencillamente, ¿te has planteado ordenar todos aquellos cajones en los que, reconócelo, ya no encuentras nada de nada? Es un ejercicio terapéutico y liberador: decir adiós a lo viejo y dejar espacio para todo lo bueno que está por llegar.

Mil y un consejos

Convierte tu dormitorio en un pequeño oasis

Reconócelo: ¿cuánto tiempo llevas sin ordenar todas esas prendas y zapatos porque no encontrabas un hueco en tu agenda? Ha llegado el momento de sacar toda tu ropa, ponerla encima de la cama y separar aquello que no te hayas puesto en los últimos meses. El orden visual influye mucho en el estado de ánimo, así que dedica unos minutos a redistribuir y ordenar tus prendasy verás como te sientes mucho mejor después de hacerlo.

Tampoco olvides tu cama,el lugar donde pasas la mayor parte del tiempo. Aprovecha para voltear el colchón de arriba a abajo y de delante a atrás, así como cambiar tus sábanas y fundas de almohadas. Y si detectas que necesitas un conjunto nuevo, aquí tienes algunas ideas para volver a dormir bien a gustito:

Mil y un sueñecito

Consigue tu salón de revista

Menos es más. Pero, a la hora de decorar tu casa, tú decides las normas que quieres seguir. Cada habitación es un lienzo en blancodónde plasmar tu historia, tus gustos, tu estilo y tus aficiones. Simplemente, tienes que encontrar aquellos objetos que encajan mejor contigo: colgar fotografías en la pared, poner velas en las mesas de centro, colocar pequeños detalles decorativos en la entrada, algún espejo…

Mil y una propuestas

Si quieres, céntrate solo en el salón, ya que es la habitación donde pasamos la mayor parte del tiempo y donde recibimos a nuestros amigos y familiares. Por ejemplo, ¿sabías que solo cambiando el color y las texturas de los cojines puedes crear un ambiente totalmente distinto, como si hubieras cambiado de salón?

Exprime tus zonas de exterior

Las zonas de exterior nos ofrecen un abanico de posibilidades inmensas. Nos dan la oportunidad de conectar con la naturaleza, simplemente respirando aire puro o cuidando de nuestras plantas. En los próximos días, toma conciencia del espacio que tienes disponible. No importa cuan grande sea, lo importante es pensar qué pequeñas acciones puedes hacer para convertirlo en un espacio de verdadero relax. Con unos simples palets, por ejemplo, puedes hacer una zona chill outbonita y funcional dónde leer, tomar el sol o, simplemente, echar la tarde viendo una serie. Si no tienes terraza o jardín, puedes comprar unas semillas y plantarlas en pequeños maceteros que den al exterior o dentro de casa: se trata de una práctica terapéutica muy valiosa con grandes beneficios a nivel emocional.

Mil y una propuestas

¿Más ideas?Hacer bricolaje, repasar la pintura de ciertas zonas de la casa, dar una segunda vida a muebles antiguos, ordenar los libros de las estanterías, redecorar las paredes con nuevas fotos, abrir el baúl de los recuerdos…

Identifica todas las tareas que quieres hacer estos días en casa y haz un listado. De este modo, te organizarás y sentirás que eres tú quién tiene el tiempo a su favor.