0

Sentirse bien, respirar mejor

Por suerte, vivimos en una sociedad que cada vez está más concienciada de la importancia de llevar un estilo de vida saludable. Por tanto, podemos afirmar que una gran parte de la población se preocupa en mejorar su salud física y emocional y ha comenzado a adquirir unos hábitos de alimentación sana y equilibrada y a realizar ejercicio de forma habitual.

A pesar de que estas acciones contribuyen a mejorar nuestro bienestar, hay un aspecto que aún no consideramos y al que no le damos la importancia que realmente tiene, nos estamos refiriendo a la calidad del aire que respiramos.

 

¿Cómo nos afecta la mala calidad del aire que respiramos?

El aire que respiramos es el gran olvidado cuando hablamos de salubridad. Al igual que hemos tomado conciencia de la importancia de la alimentación y del deporte, deberíamos comenzar a hacerlo con el aire del interior de nuestros hogares.

El hecho de no respirar aire limpio puede afectar a nuestro organismo y a nuestra calidad de vida. Un aire no saludable no solo puede dar origen a la aparición de ciertas enfermedades respiratorias como el asma, la bronquitis o los enfisemas pulmonares(2), también puede influir de manera negativa sobre nuestra sensación de relax y bienestar personal.

Además de las enfermedades respiratorias, una mala calidad del aire interior tiene un gran impacto en la eficiencia del sueño. La incapacidad de conciliar y mantener el sueño revierte directamente en la calidad del descanso nocturno por lo que nuestra concentración y actividad diarias también resultan seriamente perjudicadas.

¿Crees que respiras aire limpio en casa?

Cuando hablamos de contaminación tendemos a pensar que es un tema que afecta al medio ambiente y que estamos protegidos mientras permanecemos en el interior de nuestras viviendas, trabajo, colegios… Pues, ¡lamentamos decirte que esto no es así!

Has de saber que el aire interior puede llegar a alcanzar concentraciones de algunos contaminantes que superan hasta 5 veces las sustancias nocivas que contiene el aire exterior contaminado(1). Si tenemos en cuenta este factor y que gran parte de nuestro tiempo lo pasamos dentro de nuestros hogares, de forma inconsciente estamos exponiendo nuestra salud al no estar respirando aire interior limpio.

Para que seas consciente de la toxicidad que puede contener el aire interior de tu hogar, te enumeramos de dónde provienen las sustancias contaminantes que habitualmente se encuentran en los espacios interiores.

  • El humo del tabaco: uno de los contaminantes más habituales y nocivos en los espacios cerrados ya que el monóxido de carbono y la nicotina que queda suspendida en el aire pueden ocasionar problemas respiratorios a las personas que respiran este aire viciado.
  • Sistemas de calefacción y cocinas: Puede que te preocupes en preparar una alimentación sana para tu familia, pero ¿sabes que mientras cocinas puedes estar contribuyendo a no tener un aire limpio en tu hogar? La cocina y la calefacción pueden generar micropartículas y gases tóxicos que quedan suspendidas en el aire y que al ser inhaladas pueden causar diferentes problemas en el organismo, entre ellos, mareos, náuseas, confusión, dolor de cabeza y visión borrosa.
  • Productos químicos domésticos: Los productos de limpieza, insecticidas, pinturas, incluso los artículos de cuidado personal, también constituyen una importante fuente contaminante dentro de nuestros hogares.
  • La humedad: Si tu vivienda tiene problemas de humedad es muy probable que aparezcan bacterias y moho que afecten a la calidad del aire que respiras y que pueden dar origen a problemas respiratorios, en los huesos y en la piel.(3)
  • Mobiliario y elementos decorativos: La tapicería del sofá, los colchones, las alfombras, las cortinas, los libros… son el hábitat de numerosos alérgenos que pueden quedar suspendidos en el aire, entre ellos los ácaros.

10% de regalo en tu próxima compra

Cómo conseguir un aire limpio en casa

Aunque no podemos intervenir de manera decisiva para mejorar el aire exterior contaminado, sí podemos actuar para conseguir un aire saludable en el interior de nuestros hogares. Para conseguir una óptima calidad ambiental interior que nos proporcione bienestar, confort y salud (4) solo hemos de adoptar una serie de medidas, entre ellas:

  • Ventilar diariamente todas las habitaciones
  • Dejar de fumar en el interior de la vivienda
  • Usar sistemas de extracción de aire o deshumidificadores para evitar la aparición de humedades
  • Adquirir productos de limpieza y de cuidado personal que sean naturales o ecológicos
  • Mantener una correcta higiene doméstica

Con estas acciones ya estaremos contribuyendo a que el aire sea de mayor calidad, no obstante, puede que resulte insuficiente. Debemos tener en cuenta que al ventilar, a no ser que vivamos en un entorno rural o rodeados de vegetación, estamos permitiendo la entrada a nuestros hogares del aire exterior contaminado y, aun así, tendría un alto contenido en polen. Para evitar este problema, la solución más eficiente está en el uso de ventilación mecánica especial para alergias

Los purificadores de aire son unos pequeños dispositivos mecánicos que, además de renovar el aire, incorporan una serie de filtros que impiden que los contaminantes del exterior penetren en nuestras viviendas, con lo que estamos garantizando que respiramos un aire sin bacterias ni virus ni polen.

Beneficios del uso de los purificadores de aire

Ya tenemos claro que el uso de este tipo de dispositivos nos permite respirar un aire sin bacterias ni virus ni polen, por tanto, puedes pensar que es especial para alergias. Pues nada más lejos de la realidad ya que, aunque no se noten de manera inmediata, sus beneficios van mucho más allá:

  • Respirar un aire limpio contribuye a mejorar nuestro descanso.
  • Ayuda a reducir el estrés, aumenta la concentración y la productividad.
  • Disminuye la posibilidad de contraer enfermedades alérgicas y/o respiratorias
  • Hace desaparecer los malos olores y ayuda a crear un entorno más agradable y limpio
Purificador de aire Goodyear

Si estás buscando un dispositivo que sea especial para alergias y que permita a tu familia respirar aire sin bacterias ni virus ni polen, los purificadores de aire Goodyear pueden ser la opción perfecta para ti.

Los purificadores Goodyear cuentan con un filtro de 6 capas que le confieren la capacidad de neutralizar polvo, bacterias, virus, ácaros, pelos, vapores, humos y contaminación exterior. Solo tienes que elegir el modelo en función de las dimensiones de la habitación donde normalmente vayas a instalarlo, su funcionamiento es tan fácil e intuitivo que solo tendréis que sentaros en vuestros sillones favoritos para comenzar a disfrutar de los beneficios que conlleva respirar un aire de calidad.

Purificador de aire Goodyear GY480AP

199,00 139,00Añadir al carrito

Purificador de aire Goodyear GY880AP

299,00 219,00Añadir al carrito

Purificador de aire Goodyear GY1520AP

499,00 399,00Añadir al carrito

Recursos

1- United States Environment Protection Agency
2- Archivos de bronconeumología
3- Revista Clínica Mayo
4- Resvista española de salud pública: Scielo

×